5 consejos prácticos para una buena lactancia

5 consejos practicos para una buena lactancia

La lactancia materna es una de las etapas más básicas y al mismo tiempo de las más importantes en el proceso de criar a un bebe, a través de la lactancia nuestro hijo recibe los nutrientes que su cuerpo va demandando para su correcto desarrollo.

La leche materna debe ser el alimento  exclusivo en la dieta del bebe hasta los seis meses de edad, lo que la convierte en su única fuente de nutrientes, la leche materna es un milagro de la naturaleza perfectamente compuesto por grasas, proteínas y carbohidratos en las cantidades justas que el bebe necesita.

A continuación te mostramos 5 tips muy útiles para que los tengas en cuenta y de esta manera mejores tu producción de leche materna:

  1. Amamantar al bebe de forma inmediata: Lo ideal es que en entre los primeros 60 minutos de vida del recién nacido, la madre lo pueda amamantar, ya que nuestro cuerpo en ese momento está muy receptivo para el proceso y hacerlo rápidamente significa que las glándulas mamarias desde el comienzo se van a abrir de la mejor manera posible y será más fácil de ahí en adelante.

De hecho, si nos fijamos en la naturaleza, la mayoría de los mamíferos recién nacidos lo primero que hacen es amamantar, es un momento muy importante para ambos, y ya sabemos que la naturaleza no se equivoca.

  1. Amamantar con frecuencia: Seguramente has escuchado, o vas a escuchar al médico cuando te diga “debes amamantar al bebe todas las veces que él quiera”, y es totalmente cierto, el principal motivo es la correcta alimentación y nutrición del bebe.

Pero también, una estimulación frecuente en la producción de leche materna, va a hacer que las mamas funcionen de una manera más óptima, cuanto más alimentes al bebe más leche materna vas a producir.

  1. Tener mucha calma cuando se va a amamantar: Estar en un lugar tranquilo y sin distracciones va a ocasionar que nuestro cuerpo esté más relajado, de esta manera el flujo de leche materna será más constante, el proceso de amamantar es fisiológico y por eso debemos tratarlo como tal.

Ese es el motivo por el cual en los centros comerciales, hospitales, aeropuertos y sitios similares, existen cuartos exclusivos para que las madres lactantes puedan ingresar con sus bebes y realizar el proceso con plena seguridad y la producción de alimento para el bebe sea la adecuada. 

  1. Aprender a posicionar el bebe: Muchas veces cuando una mamá produce poca leche materna, el motivo es más sencillo de lo que parece, pero si no se sabe será un verdadero dolor de cabeza, esto es, aprender a ubicar al bebe en la posición correcta para que pueda chupar de forma eficiente.

El truco está en pegar al bebe por completo al seno, sin presionar demasiado pero tampoco muy suave como para que se suelte, además debe estar ubicado en posición horizontal con la cabeza más alta que el resto del cuerpo y sus extremidades totalmente relajadas.

  1. La alimentación es importante: La leche materna se produce a través de los alimentos que la madre ingiere, por lo tanto la cantidad y sobre todo la calidad de los mismos, son fundamentales para que la producción sea la adecuada, es importante aprender a comer para lograr este propósito.

Es necesario que el médico tratante envíe a la madre a una cita médica con una nutricionista para que esta le enseñe qué tipos de alimentos debe consumir y con qué frecuencia debe hacerlo para su caso particular, si tu plan de salud no te remite con la experta en nutrición debes solicitarlo al médico, ya que es la base de la producción de leche materna y no debes experimentar, debe ser un profesional quien te ayude.

Conclusiones 

Aumentar la producción de leche materna es posible en la mayoría de casos, sin embargo y por factores genéticos, algunas madres tienen problemas desde leves hasta graves en la producción de leche materna, esto también es normal y debes mantenerte tranquila si es tu caso y buscar alternativas como la leche de otras madres, lo más importante es que no le falte al bebe.

Existen métodos como los que te explicamos en este artículo, te recomendamos tener cuidado y no hacer “trucos” con la alimentación o cosas extrañas, cualquier duda puedes consultar con tu médico de cabecera.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Go up
Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello.    Más información
Privacidad